Me pregunto ¿por qué tenemos que ser tan convencionales a la hora de distribuir las estancias de nuestra casa? Por eso este mes os hemos traído una casa cuya peculiaridad es dónde está ubicado su salón comedor. En esta preciosa casa independiente de tres plantas, la luz entra a raudales por sus grandes ventanales distribuidos con acierto. En la planta principal nos encontramos con una gran cocina rectangular de muebles blancos y en paralelo lo que nos ofrece una gran superficie de trabajo. Al final de la misma hay una pequeña mesa de cristal junto a la ventana para disfrutar de los desayunos o si lo preferimos podremos salir a un amplio porche acristalado en el que comer los días de diario. Desde la propia cocina tenemos acceso a otro comedor de diario decorado en tonos verdes, por si nos juntamos con toda la familia. En el lado opuesto a la cocina, al otro lado del recibidor, se encuentra situado un amplio dormitorio que a su vez y de forma independiente cuenta con una gran sala de estar en la que disfrutar de la televisión en familia. En esta misma planta también hay otro dormitorio tipo suite con su cuarto de baño incluido, además de otro baño con plato de ducha en la zona del distribuidor de entrada, que hace las veces de baño de cortesía para los invitados.

Ya en la primera planta, nos encontramos con un gran salón comedor en el que destaca una gran boiserie hecha a medida y una preciosa chimenea enmarcada en mármol. Una gran estancia para recibir a nuestros invitados, sin televisión, para poder centrarnos en el arte del diálogo distendido, que muchas veces con la tecnología de por medio, se pierde. En este primer piso hay dos dormitorios, los dos tipo suite. El gran dormitorio principal con cuarto de baño incorporado y que tiene acceso a una terraza desde la que se ve el jardín, está decorado con muebles clásicos en tonos blancos, destacando la ropa de cama en tonos azules y un gran armario empotrado de cinco puertas. La otra habitación también con cuarto de baño completo, cuenta con una pequeña zona de vestidor.

El gran garaje con espacio para tres coches, se encuentra en la planta inferior de la vivienda en la que también se sitúa un aseo, así como una gran estancia forrada en madera, con distintas zonas para la celebración de eventos o reunión con amigos. Destaca una preciosa barra de bar de estilo clásico decorada en capitoné y una gran mesa de billar.

El jardín de 800 metros cuadrados que rodea la casa tiene piscina además de una pequeña dependencia en ladrillo para guardar toda la maquinaria necesaria para cuidarlo y mantenerlo.

(Texto: Ayer&hoy Foto: En venta en Century 21 R&C Pozuelo)