Antonio y Virginia son unos apasionados del mundo de las motos y esa pasión se la llevan transmitiendo a sus clientes desde hace más de veinte años en su tienda sita en la vía de las Dos Castillas, número 17, de Pozuelo. Además de encontrar las últimas novedades en accesorios, seguridad y modelos de motos, también ofrecen reparación y puesta a punto de cualquier modelo de motocicleta en su taller ubicado en la calle Majadahonda, 9 del polígono industrial Ventorro del Cano, sin que el cliente tenga que desplazarse hasta allí.

Entrevista con Antonio Rodríguez y Virginia Codias, gerentes

P.- ¿Cómo y quienes comenzaron con el negocio?
R.- Empezamos los dos. Al principio éramos una franquicia que se llamaba Motorrad, estábamos en Pozuelo pueblo en la calle Fuentecilla, luego ya cuando nos vinimos aquí a la vía de las Dos Castillas, cambiamos el nombre porque la franquicia al final se extinguió y empezamos nosotros con Punto Moto.

P.- ¿De dónde os viene esa afición por las motos, porque supongo que seréis moteros?
R.- Más que nada por Antonio porque él es muy motero, ha corrido el campeonato de España y el Open Ducados antiguamente, más tarde participó en la Copa RD que se corría en el circuito de Cartagena. Además hemos patrocinado mucho piloto, tanto en el mundo del enduro como en velocidad, patrocinando pilotos en el Trofeo Race o la Copa Yamaha R6. Tiene muchos amigos moteros, del mundillo y al final te haces un poco a lo que vives, estamos todo el día con las motos, las disfrutamos y nos encanta nuestro trabajo.

P.- ¿Qué es lo que ofrecéis en vuestro negocio?
R.- Tenemos boutique en la que vendemos todo lo relacionado con el mundo de las motos: guantes, cascos, chaquetas, chalecos airbag de la marca Hit Air, pantalones y vaqueros, botas y también zapatillas para moto. Además de los accesorios, tenemos recambios, venta de motos nuevas, usadas y taller.

P.- ¿Dónde tenéis el taller?
R.- En el polígono industrial Ventorro del Cano, concretamente en la calle Majadahonda, número 9, pero es en Pozuelo donde hacemos la recepción y la entrega para los clientes que no quieran desplazarse hasta allí. Nos dejan la moto, nosotros se la llevamos al taller, la traemos una vez hayan terminado la reparación o la puesta a punto y la recoge otra vez en el local.

P.- En cuanto a motos, realizáis venta, ¿qué tipo de motos son las que vendéis?
R.- Somos un concesionario multimarca, vendemos marcas como Honda, Yamaha, Suzuki, Kawasaki, Peugeot, Piaggio, Aprillia… y las reparamos también, incluidas las BMW y las Triumph.

P.- El cliente, ¿qué demanda más, moto de carretera o de paseo?
R.- Aquí normalmente lo que más demandan son motos para ir a trabajar ya que tenemos mucho cliente que utiliza la moto para desplazarse. Trabajamos con toda clase de scooter y maxi scooter (scooter de mayor cilindrada) y también con todo tipo de motocicletas, de campo, de carretera…. Hacemos el mantenimiento de todas ellas, tanto de las motos que se utilizan como transporte al trabajo hasta de las que se utilizan para los fines de semana, para hacer rutas, como las tipo trail, o las deportivas para acudir a los circuitos.

P.- En cuanto a moto eléctrica, ¿ha aumentado su demanda?
R.- Sí claro. Nosotros trabajamos dos tipos de segmento de moto eléctrica: una que equivale a un 125 cc, que tiene un poco más de potencia llegando a alcanzar unos 120 kilómetros hora, de la marca Silence y luego, tenemos una moto más económica para aquel que quiera moverse por el pueblo o por urbanizaciones que son de la marca Bensom, una moto equivalente a un ciclomotor de 50 cc, pero en eléctrico. Lo mejor de estos vehículos es su bajo coste de mantenimiento, ya que la carga de las baterías es muy económica y además normalmente solo acuden al taller a cambiar ruedas y pastillas de freno, con lo que el ahorro es notable.

P.- ¿Qué ventajas tiene una moto eléctrica respecto a una de gasolina?
R.- Como comentábamos, la moto de gasolina además del consumo de combustible tiene diferentes mantenimientos que hacer: sustitución de aceites, filtros y anticongelantes, cambios de transmisión, pastillas de freno, neumáticos… El mantenimiento de la moto eléctrica es mucho más reducido, se regulan con una centralita y lo único que cambias son las pastillas de freno y los neumáticos. Son muy económicas de mantener, pero lo que pasa es que el gasto inicial que haces, en comparación con una moto de gasolina, es mayor. Para ayudar a reducir esta inversión inicial, actualmente hay un plan que ha hecho el gobierno, Plan Moves, con el que te devuelven como máximo hasta 1.200 euros por la compra de una moto eléctrica. Una vez adquieres el vehículo hay que acogerse a esta ayuda, aunque hay un cupo, así que los primeros que lo gestionen pueden acceder a ella.

P.- ¿Cuál es vuestra seña de identidad?
R.- La cercanía y la atención al cliente. Tenemos clientes de hace muchísimos años que siguen viniendo a vernos, que nos compraron el primer scooter para el niño y que ahora han comprado la moto grande para ese mismo niño, que ha crecido. Al final es una atención muy familiar, muy cercana e intentamos dar el mejor servicio posible a todo el mundo. La gente repite, eso es bueno y fidelizas al cliente porque les tratas bien.

Texto: Ayer&hoy Foto: Punto Moto