El traje espacial es una escafandra presurizada que puede incluir dispositivos de control térmico, suministro de oxígeno y otros soportes vitales, para realizar diferentes tareas en el espacio. Los trajes espaciales se pueden clasificar en trajes de actividad intravehicular, extravehicular o una combinación de ambas. El primer prototipo de un traje espacial fue la escafandra estratonáutica, diseñada en 1935 por el ingeniero militar español Emilio Herrera para ser usado durante un vuelo estratosférico mediante un globo aerostático de barquilla abierta programado para el año siguiente. El vuelo nunca tuvo lugar debido al comienzo de la Guerra Civil Española. Herrera, que militó en el bando republicano, huyó a Francia en 1939, donde murió en el exilio en 1967. El traje, hecho de seda vulcanizada, fue cortado y usado para hacer chubasqueros para las tropas. Se habría tratado del primer traje totalmente presurizado funcional de la historia, aunque nunca llegó a ser usado en condiciones reales. Este prototipo sentó un precedente que inspiraría futuros diseños, utilizados por los Estados Unidos en la carrera espacial.