Boadilla del Monte cuenta con una nueva zona ajardinada en el intercambiador de Puerta de Boadilla, en la que el Ayuntamiento ha plantado una selección de árboles y plantas resistentes y de bajo consumo de agua, como palmeras, palmitos, yucas, salvias y agapantos, que están dispuestas sobre un lecho de gravas de colores.

Esta elección de flora no solo aporta un toque exótico al paisaje urbano, sino que también asegura la sostenibilidad del espacio verde, considerando las condiciones climáticas y la necesidad de preservar el agua. Con este xerojardín se consigue, además, aumentar el valor ambiental de la zona.