2020 llega a un septiembre diferente, extraño por una crisis sanitaria que esperamos no continúe en 2021. Mientras la Administración, las administraciones públicas, reiniciaron ya sus motores y han emprendido y deben seguir emprendiendo nuevos procedimientos acuciados por un virus letal contendiendo con no pocas consultas, reclamaciones y quejas de administrados, la Educación se enfrenta a un folio en blanco, donde no hay nada escrito, salvo el interés y empeño de todos por proteger y salvaguardar la educación y el conocimiento de más de ocho millones de alumnos en toda España, que comienzan el nuevo curso escolar este mes.

 

Cristina cliquea en el portátil su NIF, su teléfono móvil y a continuación introduce los caracteres de verificación de seguridad: ¡Qué mal se ven los números ¿es un 3 o un 8?! Argg. Seguidamente introduce la contraseña que ha recibido por SMS y comprueba si los datos están bien porque no ha cobrado aún el Erte y estamos a mediados de mes… Fulgencio, de edad avanzada, tiene un problema con el contador del agua, pero la oficina de suministro de aguas de su ciudad está cerrada y los teléfonos no responden, son de la central de la compañía y le atiende una grabación que no entiende ni a la que puede reprochar nada, está a la espera de que abran para solicitar un técnico… Ángela ha hecho un cambio de domicilio que le ha costado varias semanas, llevó toda la documentación al ayuntamiento de su localidad y le dijeron que era la correcta y en vez de sellarle el certificado en ese momento le hicieron volver de nuevo pero no sabía que tenía que pedir cita previa…

A alguno de ellos ya se le ha resuelto su problema, pero aún son muchos los ciudadanos que se enfrentan a situaciones inusuales, a veces rocambolescas, cuando tienen que arreglar el papeleo en la era del COVID-19. Del mismo modo, los funcionarios y empleados públicos han tenido y están teniendo que someterse a una cantidad de trabajo ingente y a la resolución de la misma en tiempo récord, como los expedientes de regulación temporal de empleo o el Ingreso Mínimo Vital, arañando horas para poder ir dando salida a los casos. Son las dos caras de una moneda que traemos en este reportaje de septiembre, la gestión y situación de la Administración en tiempos de COVID-19, junto con la vuelta al colegio que ha sido y está siendo la prueba de fuego de la Administración, donde Educación y Sanidad deben actuar de la mano, como nunca lo han hecho, para convivir con una crisis sanitaria que, lejos de calmarse e ir en descenso, está en constante aumento buscando su hueco para quedarse.

Después de más de cinco meses de convivencia con una pandemia desconocida hasta ahora, la burocracia de la Administración sigue su curso –ahora puede que de forma más normalizada que al principio- y, lejos de quejas y reclamaciones mayoritarias, que las ha habido, la ciudadanía en general habla de normalidad en la resolución de sus trámites o papeleo con la Administración. Es el caso de un ciudadano autónomo que, en nuestra encuesta de El Termómetro, subraya la agilidad de las tramitaciones online por lo que agradece especialmente ese empujón en la huella digital de las administraciones, “soy autónomo y me he podido relacionar con la Seguridad Social, Hacienda…, la vía online, también la telefónica, funcionan muy bien y a mí me viene mejor”. De la misma opinión es otro empresario de la construcción, “independientemente del covid, nosotros ya pagábamos los tributos y solicitábamos las licencias telemáticamente”.

Sin embargo, otros de nuestros encuestados en El Termómetro lamentan el retraso en la atención telefónica o en la resolución de alguna consulta, incluso hablan de una demora de más días en conseguir solucionar un trámite con respecto al tiempo de la pre-pandemia. Otros son comprensivos y entienden la saturación de la Administración e incluso que se tomen las medidas de las citas previas o la consulta médica por teléfono, aunque añaden el fastidio y el enfado en algunas ocasiones de que les manden de un lado para otro sin que nadie sepa realmente darles una solución. Una mujer va más allá al apuntar que si es necesario contratar a más trabajadores en la Función Pública, que se haga, en vez de dar ayudas económicas; “los políticos, considera, deberían de ser autónomos, si fueran por vocación, que quisieran arreglar las cosas y que cobraran según lo que trabajaran, los españoles nos ahorraríamos mucho dinero”.

En lo que sí coinciden muchos de los ciudadanos es la labor callada pero eficaz de las asesorías y gestores administrativos, claros intermediarios entre la Administración y el individuo y que ahora más que nunca se reafirman en una profesión dura y poco reconocida. Ellos están siendo los que están sacando ‘las castañas del fuego’ a empresarios, autónomos y particulares. Sin horas y sin reloj para atender las miles de dudas, consultas, quejas, reclamaciones y peticiones que de otro modo casi que no podrían haberse resuelto.

Es el caso de Manuel, en Erte desde el pasado 24 de marzo y que no ha cobrado ni un céntimo del Sepe hasta primeros de junio. “El día de antes arreglé los papeles con el gestor pero pasaba el tiempo y estábamos un poco descolocados por el silencio administrativo, dada la situación extraordinaria no sabíamos si se había admitido o no, por lo que me metí en la web del Sepe y estaba colapsada, empecé a llamar al Sepe de mi localidad, de mi región y hasta las oficinas centrales en Madrid, había días que llamaba hasta 40 veces y no había respuesta…”. Por fortuna, más de un mes después, a finales de abril, tras mandar emails de forma masiva, le llamaron de las oficinas locales del Sepe diciéndole que le faltaba otro papel, “cosa que antes no habían dicho, el gestor mandó lo que faltaba, pasaron otro par de semanas y finalmente cobré los atrasos a principios de junio, casi dos meses y medio después, seguía sin poder meterme en la web del Sepe, por lo que fui presencialmente, cuando ya estaba la oficina abierta para arreglarlo del todo”, confiesa.

Al otro lado de la ventanilla.- Al otro lado de la ventanilla, del teléfono o de la pantalla del portátil atienden empleados públicos que han vivido también situaciones límite quizá no tan conocidas o difundidas, amén de las execrables agresiones a funcionarios del Sepe por el retraso en el cobro de los Erte en casos puntuales.

María José, de FETE-UGT, pone de manifiesto el compromiso y la responsabilidad de muchos empleados públicos de la Administración General del Estado, especialmente del Sepe en los primeros meses de confinamiento: “Conozco un grupo de trabajadores que trabajaron jueves, viernes y sábado santo hasta las once de la noche, sabían que de su trabajo dependía que cobrara la gente, y como tenemos unas plantillas reducidas, trabajaron 12 horas diarias, por encima de sus obligaciones, poniendo sus equipos y ADSL a disposición de la administración porque ésta no tenía medios para poder teletrabajar”.

Ahora, gracias a la pandemia, se han igualado derechos y deberes para los que trabajan de manera presencial y los que no, aquellas personas que tengan personas mayores a su cargo o menores de edad hasta los 14 años pueden teletrabajar hasta cuatro días y el resto de trabajadores puede hacerlo hasta el 20% de la jornada, aunque todo está supeditado a cuestiones organizativas y necesidades del servicio.

Tanto la representante de UGT como el presidente de Técnicos de Hacienda Gestha, Carlos Cruzado, aclaran que en todo este caos hay buenas noticias: el teletrabajo funciona y la burocracia sale adelante, además de mayor flexibilidad horaria y conciliación, “caminamos hacia una Administración telemática 100%, la experiencia ha sido positiva y así lo ha reconocido el Ministerio”, comenta Cruzado. Por su parte, la responsable sindical reclama una mayor inversión en medios materiales y humanos en la Administración General del Estado así como la depuración y mejora de los sistemas para dar la agilidad necesaria a los administrados minimizando los riesgos laborales, “es muy frustrante no tener la respuesta que queremos cuando tenemos que tramitar una pensión u otras cosas, la gente llega a la cita previa enfadada, cabreada, pero luego vemos que se duplican muchas peticiones, gente que ha solicitado sin tener derecho…, los ciudadanos también debemos ser responsables de los niveles que llevamos a la administración…, tenemos que ir depurando esta situación”, enfatiza.

Otro punto débil histórico y que en esta pandemia se ha puesto al descubierto han sido las plantillas reducidas; según UGT, están muy envejecidas con un media de edad superior a los 50 y una tasa de reposición muy baja a lo que se une la paralización de los procesos selectivos y OPEs a falta de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado 2021, “hay Opes vitales como Prisiones o Sepe, éste último se ha nutrido de una bolsa de interinos sacada de forma urgente para ayudar en la tramitación de Ertes”.

En Hacienda, salvo cuestiones esenciales como la Informática, el resto de áreas ha teletrabajado y se ha planteado darle continuidad hasta finales de año proponiendo para el futuro compaginar el horario presencial y telemático, “creo que es compatible, se trata de evaluar costes y garantizar el puesto de trabajo en función de la seguridad e higiene marcadas por la COVID”, explica Carlos Cruzado, presidente de Gestha, quien habla de dedicar más control de las grandes fortunas y grandes empresas así como de la economía sumergida.

La vuelta al cole, un reto.- Al cierre de esta edición, a escasos días del inicio del curso escolar, nunca antes se había tenido tanta incertidumbre y desconocimiento como este año para establecer un protocolo común de medidas de protección y seguridad básicas para aplicar en los centros educativos del país, que este mes de septiembre recibirán a más de ocho millones de niños. Un asunto bastante serio, replica una ciudadana en nuestro Termómetro, que no se está gestionando nada bien.

Finalmente la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado un plan que asienta las bases para la educación del futuro en Madrid con una inversión de 370 millones de euros.

Se van a contratar casi 11.000 nuevos profesores además de realizar más de 100.000 tests a la comunidad educativa. El número de alumnos por clase bajará y desde la comunidad quieren que esa bajada de ratio sea permanente. “Sabremos dar solución a los casos especiales según la situación personal y familiar de cada alumno. Además, la educación especial será una prioridad, como siempre ha sido para este Gobierno” declaró la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Así la inauguración del curso escolar comenzará con los alumnos del primer ciclo de Educación Infantil, de 0 a 3 años, que comenzarán las clases presenciales el viernes 4 de septiembre.

Los alumnos de Educación Especial, iniciarán sus clases el martes 8 de septiembre y con una ratio máxima de 8 alumnos por clase. Los alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil, y de 1º, 2º y 3º de Educación Primaria, comenzarán las clases presenciales el día 8 de septiembre, con un máximo de 20 alumnos por clase, cuando hasta ahora se permitían 25.

A partir de seis años, todos están obligados a llevar mascarilla permanentemente. Los alumnos de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria, empiezan el curso el 17 de septiembre, con un máximo de 20 alumnos por clase, cuando hasta ahora se permitían 25.

Los alumnos de 1º y 2º de la ESO, comenzarán las clases presenciales el 18 de septiembre, con un máximo de 23 alumnos por clase, cuando hasta hora se permitían 30 alumnos.

Cursos superiores semipresenciales a partir de 3º de la eso.- Los cursos superiores, se doblarán, de modo que se alternen para las clases presenciales, por turnos. Por lo que los alumnos de 3º y 4º de la ESO, empiezan el 9 de septiembre, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal. El resto serán clases telemáticas y para eso, se están comprando 70.000 dispositivos electrónicos y 6.100 cámaras para instalar en las aulas. Por lo que si un alumno debe quedarse confinado en casa podría acceder a las clases online.

Los alumnos de Bachillerato, inician las clases el 9 de septiembre, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal.

Formación Profesional, será el 18 de septiembre en el caso de la FP básica y de grado medio y el 28 de septiembre la FP superior, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal.

Y los alumnos de Escuelas de Adultos empezarán el 14 de septiembre, con carácter presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal. Se trata de escalonar el comienzo del curso escolar a lo largo de 4 semanas para ir aplicando la estrategia serológica y asegurándonos de que siempre haya una vuelta segura. Asimismo habrá un coordinador Covid-19 en cada centro, toma de temperatura a toda persona que acceda al centro escolar, se comprarán 650.000 litros de gel hidroalcohólico, 9 millones y medio de mascarillas y se hará un estudio serológico de más de 42.500 test, más pruebas periódicas intensas tanto en Educación Especial como en profesores y personal vulnerable, bien por edad, bien por patologías previas.

“Les pido a todos que confíen en las medidas que se van a tomar de uso de mascarillas, protocolos de entradas y salidas de los centros, uso de mamparas o los nuevos espacios en los colegios. Confíen también en los profesores, son profesionales que sabrán impartir clases eficazmente en esta situación tan complicada, ya lo han demostrado en la primera etapa de contención contra el virus. Insisto en que las familias estén tranquilas con la vuelta al colegio de sus hijos” declaró la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

 

Úbeda: “La crisis no ha supuesto la paralización de ningún servicio”

Con la crisis sanitaria, algunos ayuntamientos se han visto desbordados, otros, por el contrario han superado la nota con éxito, es el caso del Ayuntamiento de Boadilla del Monte.

Su alcalde, Javier Úbeda nos ha confesado que “aquí en Boadilla estamos muy contentos de cómo ha funcionado el teletrabajo desde el minuto uno sin tener que llevarse los ordenadores. Mediante una conexión remota hemos podido trabajar desde nuestras casas. El ayuntamiento lleva trabajando con la administración electrónica desde el año 2012 por lo que no ha supuesto la paralización de prácticamente ningún servicio”.

De hecho no han parado de trabajar siendo muchas veces pioneros en la toma de decisiones para prevenir el contagio del coronavirus como el cierre de parques infantiles en la localidad. Desde las distintas áreas del Consistorio dieron continuidad a sus servicios implementándolos con otros nuevos. Por ejemplo, en la Concejalía de Familia se habilitó una línea telefónica de asistencia psicológica y emocional no sanitaria.

La Concejalía de Servicios Sociales facilitó un servicio de compra y de porte tanto de alimentos como de medicinas para aquellas personas en situación de vulnerabilidad que no pudieran salir de sus viviendas. Asimismo Protección Civil se encargó de dar apoyo a todas esas personas anónimas que desde sus casas cosían mascarillas facilitándoles el material para después repartirlas a residencias de mayores y centros sanitarios.

En cuanto a educación se refiere, desde la concejalía se compraron 100 ordenadores que se han prestado a aquellos niños que carecían del mismo para que pudiesen seguir las clases online además de reforzar la atención psicopedagógica a niños con dificultad en el aprendizaje. La concejalía de Cultura adaptó toda su programación para ofrecerla online todas las tardes y desde Juventud se organizaron charlas para los jóvenes a través de Instagram.

En cuanto a las ayudas económicas, el ayuntamiento ha duplicado las destinadas a nacimiento, manutención de menores de tres años y las becas de libros y material escolar ampliándolas a FP y Bachillerato. Nueva bonificación del 25% en el tramo local del IAE a todas las empresas del municipio así como la ampliación en el plazo de bonificaciones den el IVTM que pasa de 4 a 6 años. Por otro lado, se han suprimido las tasas de basuras y vados hasta el 2023 así como aumento de bonificaciones en el IBI. En total, cuatro millones de euros en ayudas y rebajas fiscales.

Ahora con el desconfinamiento, muchos de estos servicios se siguen manteniendo pero lo que está teniendo muy buena acogida es la sede electrónica que evita las esperas innecesarias, “incluso la gente que no sabe que se puede pedir la cita online, se le da cita la cita aquí mismo en el momento”, comenta Javier Úbeda. El alcalde se ha mostrado muy orgulloso de la labor tan profesional de todos los trabajadores del ayuntamiento.

 

Sin descanso en Pozuelo para prevenir y ayudar a los vecinos

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, desde el 11 de marzo que estalló la pandemia, está adoptando medidas en todas las áreas y servicios municipales, todas ellas para salvaguardar la salud de los vecinos y garantizar los servicios públicos, con un refuerzo de las labores de la Policía Municipal, SEAPA, Protección Civil y Familia y Servicios Sociales.

Muchos de los servicios que antes de esta crisis sanitaria eran presenciales han tenido que modificarse pasando a ser telemáticos para después, con la desescalada progresiva, tener la opción de volver a ser presenciales pero con cita previa para así evitar aglomeraciones en las dependencias del ayuntamiento. De hecho las tres oficinas de Atención al Ciudadano de la ciudad están abiertas al público con cita previa que se puede solicitar a través del teléfono 91.452.27.01, en horario, de lunes a viernes, de 9 a 14 y de 16 a 20 horas.

Además del cambio en la forma de trabajar, se ha hecho un gran esfuerzo para poder desarrollar unas políticas de ayuda en beneficio de los vecinos y empresas de la localidad.

Desde Educación han apostado por dar ayudas para material escolar que irán destinadas a 600 familias del municipio. Material que será obligatorio comprar en comercios de Pozuelo para así favorecer la economía local.

En cuanto al comercio se refiere, se han destinado 3,5 millones de euros para dinamizar y ayudar a las pequeñas y medianas empresas así como a la hostelería. Para ello se abrió una nueva Oficina de Atención a las Empresas y Autónomos destinada a asesorar de manera gratuita a los empresarios afectados.

En materia de formación y empleo, se ha puesto en marcha la segunda edición del Programa de Formación Virtual Profesional que en esta ocasión ofrece un total de 119 cursos gratuitos y 500 plazas. La inscripción será telemática o presencial con cita previa. Por otro lado la renovación de plazas para las actividades y talleres de los centros municipales de mayores ha sido automática.

Seguimos con rebrotes de Covid-19 en el municipio por lo que el Ayuntamiento ha hecho especial hincapié en la desinfección y limpieza de la localidad sobre todo en residencias, centros para personas con discapacidad, colegios, avenidas, parques y jardines, aceras o calzadas. El Consistorio utiliza para ello el cañón spraystream montado sobre un camión, que se está utilizando desde hace semanas.

La seguridad ha sido otro de los puntos fuertes, se ha potenciado la vigilancia en parques, zonas comerciales de gran afluencia y zonas deportivas, con agentes de proximidad y de carácter preventivo. Estos controles se han incrementado tras conocerse el aumento de casos en la Comunidad de Madrid.

Un Consistorio que no para de trabajar para prevenir y ayudar en todo lo posible a todos sus vecinos.

Texto: O. Carretero, Ayer&hoy
Fotos: Ayer&hoy, Pixabay