Se acercan fechas navideñas y con ellas el frío del invierno. Es en esos momentos cuando echamos de menos el sol, la playa, las vacaciones, el calorcito…, por eso hemos querido en este mes de diciembre recordar esos momentos vividos con unas infografías de unas viviendas que se están construyendo actualmente, nada más y nada menos que en la isla de Fuerteventura. Hay que decir que el verdadero protagonista de esta vivienda es el Océano Atlántico que se muestra desde la casa como un cuadro cambiante según su estado de humor. Como no podía ser de otra manera, los colores blancos y azules son los predominantes en toda la vivienda alternando con algún azul verdoso de manera suave. Estos apartamentos cuentan con un diseño de concepto abierto para aprovechar al máximo todas sus posibilidades. La cocina tiene los muebles superiores lacados en blanco mientras que los inferiores son azules creando un contraste muy naútico. Los azulejos de las paredes son de estilo rústico combinando los dos colores. A continuación nos encontramos con el comedor. Una mesa redonda con sobre de cristal y un original pie de madera pone la nota cálida a la decoración.

El gran sofá blanco con chaise longue con grandes cojines con elementos marítimos y geométricos, es el elemento principal de la estancia que está situado de manera estratégica para poder disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrece la vivienda. A su izquierda tenemos un original mueble en madera lacada en blanco y madera natural que hace las veces de consola y mueble de televisión. Desde el salón se accede a una terraza con barandilla de cristal que no entorpece las preciosas puestas de sol o los espectaculares amaneceres.

La vivienda tiene dos dormitorios. El principal, al igual que el resto de la decoración de la casa, es muy sencillo. Cabe destacar el cabecero tapizado en terciopelo azul, siendo el resto de la estructura en madera, al igual que las mesillas de noche y el armario de tres cuerpos. La ropa de cama en blanco con un plaid en tonos azules hace el resto, junto con unas fotografías del océano enmarcadas en madera clara. Por último, el cuarto de baño tiene un mueble bajo lavabo en madera natural y una gran ducha. El edificio cuenta con trastero y garaje.

Una vivienda que sólo con entrar en ella y mirar por el gran ventanal del salón, tiene un efecto mágico que hace que nos olvidemos del estrés y de las preocupaciones de nuestro día a día.

(Texto: Ayer&hoy Fotos: En venta en Century 21 R&C Pozuelo)