Las obras de remodelación y ampliación de la rampa que une las calles Albarracín y Sigüenza finalizarán previsiblemente en el plazo máximo de un mes. El Ayuntamiento ha acometido esta actuación con el fin de adecuar el acceso a la normativa vigente, dándole mayor amplitud, y mejorar el entorno.

Las obras han tenido un coste de 39.500 euros más IVA.