Los vecinos de la zona del casco histórico disponen de un nuevo punto limpio de proximidad en el que pueden depositar, a cualquier hora del día, residuos como CDs y DVDs, radiografías, tóner, botes de spray, cápsulas de café, libros y revistas, tapones de plástico, pilas y baterías, lámparas fluorescentes, bombillas de bajo consumo, pequeños electrodomésticos, aceite (en envase cerrado) y cintas de video.

El punto está ubicado en la calle Juan Carlos I, junto a la sede administrativa del Ayuntamiento.