Siempre he pensado que viajar es una de las experiencias más enriquecedoras. Cada destino nos aporta vivencias y conocimientos que hacen que nuestra visión del mundo se amplíe y cambie. Hoy os quiero proponer uno de los viajes que más me ha impresionado: El Amazonas.

Navegar durante cuatro días por el río Amazonas a bordo del M/V Desafío, un magnífico Moto velero de 33 metros de eslora,y tres mástiles, perfectamente adaptado para navegar por el río con una navegación silenciosa y tranquila. Su tamaño hace que la travesía se desarrolle en un ambiente de intimidad al tener únicamente 12 camarotes y llevar pocos pasajeros. Perfectamente equipado, cuidado y con muchos detalles para hacer la travesía confortable. Cuenta con un restaurante con vistas en el que se sirve un buffet con auténtica gastronomía de la Amazonía rica en pescados, frutas, verduras, un bar en la cubierta desde el que contemplar el río y la naturaleza durante la travesía mientras disfrutas de una capirinha, o bebida refrescante a base de licor de caña de azúcar y lima, zona de solárium, y otras desde las que contemplar las maravillosas vistas de la mayor reserva ecológica del planeta, escuchar los ensordecedores silenciosy convivir con la selva. Cuenta con un personal amable y dispuesto a hacer que la travesía resulte inolvidable. De la mano de Rubén, el guía nativo de la Amazonía, con más de 25 años haciéndonos sentir ese paraíso y cuyas amenas, asombrosas y sorprendentes explicaciones y comentarios de la selva, su flora y fauna, sus poblaciones consiguen mimetizarte con el corazón del pulmón del mundo, de la naturaleza amazónica, con el deseo de vivirlo, mantenerlo, hacen que se viva una experiencia inigualable.

A lo largo de los cuatro días son continuas las salidas en canoa, al alba, caída de Sol y nocturnas, lanchas para adentrarse en la selva a través de sus afluentes y realizar numerosas actividades para conocer el río, la selva, sus árboles y plantas, los yacarés (caimanes), los monos, los delfines rosas, las pirañas, la gran diversidad de aves y las poblaciones de indígenas que habitan en la selva y su modus vivendi. Nos recibió una de estas tribus de indígenas. Admiras cómo obtienen y cubren sus necesidades de la selva (alimentación, medicinas, vestimentas, ornamentación…). Fue impresionante adentrarnos en la zona más profunda de la selva con uno de sus miembros. Ver cómo sortean dificultades y hacen suyo lo que la tierra, la selva, el Amazonas, les proporciona. Cuanto menos es un destino para desconectar, disfrutar, aprehender y volver a tu realidad con la mente y el alma más en paz.

De visita obligada. Manaus la capital

MANAUS es la capital del Amazonas, desde la que parte el velero M/V DESAFIO. En los primeros años del siglo XX, la ciudad de Manaus gozó de una gran opulencia y fue el más importante centro cultural del Norte de Brasil. Los antiguos señores del caucho soñaban en transformarla en una ciudad de estilo europeo y la denominaron «El Paris de los Trópicos». A las afueras de Manaus se podrá observar el “Encuentro de las aguas”, maravillosa unión del río Negro y el Solimões para formar el río Amazonas, y si se tiene suerte podrán ver algunos delfines: Tucuxi (Sotalia Fluviatalis) y los Delfines Color Rosa (Inia Geoffrensis).

El principal símbolo cultural y arquitectónico es el Teatro Amazonas que fue inaugurado en 1896, y construido durante el periodo más resplandeciente del caucho y es principal patrimonio artístico cultural de Estado, los materiales se trajeron de Europa. Otros lugares de interés son El Palacio de Justicia con influencia de la arquitectura francesa; el Mercado Municipal con influencia del estilo Art Nouveau; Palacio Río Negro, antigua sede del gobierno del Estado; Playa de Ponta Negra, a 13 kms. del centro de Manaus, bello paisaje con el contraste de las aguas oscuras, etc.

Su situación estratégica unida a un conjunto arquitectónico de importancia histórica hace de Manaus una de las metrópolis más singulares de Brasil. Ofrece una amplia gama de posibilidades de diversión además de múltiples opciones de compras.

(Texto y fotos: Nuria Fernández Recio, directora de la Agencia Be4trip… Especialistas en tu viaje, especialistas en ti)