Cocina tradicional y sabor

Dos son los restaurantes que dirigen estos tres hermanos en la localidad de Boadilla del Monte. Ajo, Luis y Susana Aparicio provienen de una gran familia de pescaderos, trabajaron en la pescadería de sus padres por lo que el género lo conocen a la perfección.

El primero de sus restaurantes, La Lonja de Boadilla, lo abrieron en 1998, se encuentra ubicado en la calle García Noblejas número 5. El comensal que se acerque podrá degustar todo tipo de pescaitos fritos hechos con el mejor producto fresco y con una harina de primera calidad. Entre semana ofrecen un plato de cuchara, siendo los miércoles el reservado para el cocido madrileño. Tapas variadas y pescado de calidad es lo que tendrán los clientes cuando vayan al establecimiento, pero sobre todo te harán sentir como en casa por la amabilidad, profesionalidad y simpatía con la que atienden al público.

La otra Lonja de Boadilla se encuentra situada en un entorno único, frente al palacio del Infante Don Luis, en la avenida Adolfo Suárez, 31. Con el buen tiempo, tomar el aperitivo o comer en su terraza con esas vistas, es un auténtico lujo. Pero exquisita es también la comida que tiene, uno de sus platos estrellas es la merluza además de todo lo que son los pescados de anzuelo. Cuenta con un horno de piedra en la que los asados y carnes son espectaculares. “Todo el producto que tenemos es nacional, como los dueños” nos cuenta Ajo. El género les llega a los restaurantes desde distintos puntos de España además de sus familiares, pescaderos de profesión, que les proporcionan un producto fresco y de primera.

En cuanto a los vinos ofrecen distintas denominaciones de origen tanto nacional como internacional. Una de las que tienen un poco fuera de lo habitual es Valdeorras un caldo gallego excepcional. Por otro lado están los clásicos como Riberas de Duero, Riojas o el Borgoña francés.

Experiencia, comida tradicional y trato familiar es lo que el comensal podrá encontrar en los restaurantes La Lonja de Boadilla.